AISLACIÓN Y SELECCIÓN DE LEVADURAS AUTÓCTONAS

¿Por qué aislar levaduras autóctonas?

Las fermentaciones espontáneas, muy de moda en los últimos años tienen la desventaja de presentar gran variabilidad de un año a otro debido entre otras cosas a que el crecimiento de las levaduras depende mucho de las condiciones climáticas año a año. Para evitar fermentaciones espontáneas, muy variables a nivel microbiológico  existe la posibilidad de seleccionar cepas de levaduras autóctonas de una determinada zona y que permitan potenciar el terroir y a las características de las variedades. Estas levaduras pueden ser utilizadas  como levadura fresca o como pie de cuba.

Proceso de aislamiento de levaduras autóctonas

Saccharomyces cerevisiae pueden encontrarse y aislarse en años consecutivos como cepas predominantes, y por lo tanto pueden ser representativas de una zona vitivinícola particular. Estas cepas nativas pueden asociarse al terroir, convirtiéndose en factores fundamentales para determinar la tipicidad de los vinos de la zona donde se han aislado.

Aislar este tipo de levaduras permite no solo la producción de vinos orgánicos sino que además permite entregar una identidad distintiva a cada vino y que esta identidad se mantenga constante en el tiempo.

Desde el año 2014 Vinotec se encuentra prestando el servicio de selección, aislación y criopreservación de levaduras autóctonas.

¿Cómo lo hacemos?

A solicitud del cliente se realizan diversas tomas de muestra cercana a la cosecha, luego se cultivan y se aislan en placas, se analizan genéticamente y se seleccionan solo las levaduras que tengan caracter autóctono.  Finalmente se entrega la levadura en fresco al cliente y se puede criopreservar para volver a ser utilizada en nuevas temporadas.

Para conocer más detalles de este servicio ¿Qué ofrecemos y Cómo lo hacemos?

 

Contactarse con Viviana Figueroa a v.figueroa@vinotec.com

 

Atentamente,

Vinotec